Ir al contenido principal

La inclusión desde dentro



Viktor Frankl después de vivir en un campo de concentración dijo: 
“la felicidad se construye escogiendo tu actitud en cada momento
y circunstancia de la vida”. Digamos que la felicidad se logra
un momento a la vez, un pensamiento a la vez…


Para cambiar al mundo primero debemos transformarnos cada uno de nosotros. Una persona a la vez. Los desafíos de la humanidad son demasiados, el autismo es solamente uno de ese número finito de retos que existen y que requieren una gran cantidad de apoyos para evolucionar. 

El cambio de pensamiento y sentimiento en la humanidad, ocurre únicamente cuando somos capaces de modificar nuestra percepción sobre los problemas que parecen bombardearnos a través de las pantallas de nuestros aparatos comunicadores, que continuamente atraen nuestra atención con noticias catastróficas, aterradoras y amenazantes. Cuando las personas comprendemos que mientras continuemos observando “los problemas y amenazas” que impactan a la humanidad, desde el miedo, la rabia, el dolor, el resentimiento, esas situaciones únicamente nos parecerá que se expanden y multiplican en tiempo y dimensión, y nuestra esperanza de erradicarlas o transformarlas se sumen en un agujero negro que parece no tener final.

Por mi parte, conservo la esperanza de que un día los seres humanos integremos el conocimiento de que somos más poderosos que las “malas noticias” en el mundo y que nuestras propias “tragedias” personales. Tal como lo indica la ley del Centésimo Mono: en cuanto una masa crítica o una cantidad mínima de personas necesarias entendamos y hagamos nuestro el conocimiento de que con nuestra transformación interna podemos impactar favorablemente a quienes se encuentran a nuestro alrededor, lograremos transformar a nuestras familias, vecindarios, comunidades, pueblos, ciudades, países, continentes y finalmente al planeta entero.

Soy madre de dos adolescentes, uno de ellos con autismo y entendí hace tiempo que para buscar solucionar el tema de inclusión y respeto a los derechos humanos de mis hijos (con y sin autismo), soy yo la que debía comenzar a incluirme en actividades que incluyeran a otras personas que me había dedicado a excluir e ignorar su existencia. Soy yo la que debía incluir (sin juzgar), diferentes conocimientos, comportamientos, percepciones y puntos de vista. Soy yo la que debería respetar, incluirme con los otros… ”los diferentes”, a pesar de que ellas y ellos NO están interesados en conocer y entender el diagnóstico de mi hijo. Por último, soy yo la responsable de querer que el mundo entero sepa sobre autismo aún cuando estoy consciente de que la humanidad tiene un finito número de retos por resolver en cada rincón del planeta.

Te invito a reflexionar, a ser feliz y dar amor sin esperar recibir. Reparte amor en silencio por las calles y permite que lo reciban aquellos que están listos para recibirlo, deja de esperar que el mundo entero acepte a tus hijos, cuando muchos ni siquiera pueden aceptar a sus propias familias o incluso su propia vida…

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cuando ya no esté contigo...

Cuando esté lejos y haya partido. Cuando ya no esté aquí para observar tu vida, aplaudir tus logros y abrazarte en tus caídas. Cuando ya me haya marchado y mi tiempo de transformar el mundo para que tú no sufras y seas incluido se haya agotado. Cuando ya no pueda ser más tu voz, tu sentir, ni tu pensamiento. Cuando ya sea demasiado tarde para enseñarte aquello que me negué a enseñarte por miedo a que no lo lograras. Cuando el tiempo se haya agotado y ahora te quedas tú con lo que juntos construimos y no terminamos. Cuando no esté para defenderte de un entorno hostil y poco incluyente y no tengas las herramientas para gritar tus necesidades. Cuando debas pedir ayuda y tu dificultad en atención conjunta y tu lenguaje no te permitan hacerlo. Cuando ya no pueda ser yo quien justifique tu comportamiento ni tus desplantes. Cuando ya no esté más para gritar al mundo entero que tu diagnóstico te limita y a mí también… No esperes a que la vida te alcance para cumplir tu ciclo de vida. No esperes…

Así es la carta que Albert Einstein escribió a su hija

"Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.
Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.
Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR.
Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas. El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque…

Encontrar una voz

Navegando por Twitter, leí una nota que llamó mi atención. No sé si referirme al autor de la nota como alguien que tiene Asperger, o mejor que es unchico Aspi (como muchas personas se refieren a sí mismas por tener este diagnóstico), que hoy es más bien TEA. En fin, no me enredaré más con etiquetas, únicamente mencionaré que las notas que él publica me hacen reflexionar sobre la vida, sobre las personas, los valores, los atributos que nos hacen a todos ser iguales con o sin un diagnóstico.
La nota dice así: “¿Tienes buenos amigos? Sí, son la base de mi vida junto con mi familia y mi novia. Siempre han estado ahí, cuando todo iba bien y cuando todo va mal.”
Después de leer este comentario, que para muchos quizá no tenga nada de extraordinario por ser tan evidente que hasta un niño pequeño puede nombrar. La pregunta entonces es: ¿por qué alguien siente la necesidad de publicar en sus redes sociales un comentario que apela a algo que ocurre de manera tan natural? Probablemente porque ex…