Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

Cambia la manera de ver a tus hijos y tus hijos cambian

El cableado físico del cerebro cambia según los pensamos que se mueven a través de él. Si tus pensamientos son de temor, preocupación, ansiedad , negatividad o dolor, estás conectando las  “conexiones” (valga la redundancia)  para que surjan más pensamientos similares. Si diriges tus pensamientos hacia el amor, la compasión, la gratitud y la alegría creas la conexión para repetir esas experiencias. Cuando experimentamos momentos de enojo, frustración, tristeza o ansiedad por una situación que estamos viviendo con nuestros hijos, la pareja, en el trabajo, etc., generalmente comenzamos a generar pensamientos de miedo o tristeza (finalmente la tristeza también es miedo) que provienen de ese estado emocional en el que nos encontramos. Tomamos como referencia (de manera inconsciente) eventos que hemos vivido anteriormente o que recordamos de la experiencia de otros que pasaron por una situación similar, y con esa información generamos la proyección futura del evento que estamos viviendo en…

Regala a tus hijos palabras y acciones que los construyan

"Cada vez que tu hijo te platica algo que le produce enojo y tristeza y tú le respondes: “no te preocupes, no le hagas caso, no es para tanto, etc." estás ignorando sus emociones. Él o ella sentirá que solamente las emociones de los adultos son importantes y en adelante, podría decidir guardar silencio y no hablarte más sobre sus emociones y sentimientos."
Si somos capaces de hacer daño (sin intención) a los sentimientos y emociones de nuestros hijos a través de nuestros pensamientos, palabras y acciones, entonces también deberíamos desarrollar la habilidad de regresarles su auto-confianza y la capacidad de creer nuevamente en nosotros como sus mejores guías y consejeros, a pesar de las fracturas que hemos causado. Los adultos actuamos impulsivamente (incluso con sarcasmo y/o violencia) cuando observamos a nuestros hijos hacer algo que está prohibido, que NO nos gusta, que NO se debe hacer, que NO está permitido por las creencias sociales y por nuestras propias creencias…

Ni su diagnóstico lo detendrá para cumplir su sueño

Hace algunos meses, y por decisiones del universo que yo desconozco, conocí a través de Facebook a Alci Polanco, un joven de 22 años de edad, originario de República Dominicana que vino desde su país a participar como invitado especial en la "Segunda Gala de Autismo” de la Escuela Internacional de Autismo en Kissimmee, Florida. Un día de abril, mientras revisaba notificaciones en mi Facebook personal, me encontré con la historia de Alci, un adolescente diagnosticado con Asperger que vive en su tierra de origen y que anualmente ha sido invitado a Estados Unidos para participar como orador y hablar sobre su diagnóstico y sobre sus grandes logros y los de su familia. A pesar de los pocos recursos con los que han contado para desarrollar y transformar sus retos más importantes, inmediatamente me sentí atraída por la intensa actividad social y pasión por la vida que este chico proyecta en las redes sociales y que, en contra de lo que se dice sobre el Asperger, tiene un desenvolvimento …

¿Qué tenemos de "especiales" las mamás de hijos "especiales"?

...Este es un tema inagotable, especialmente cuando sabemos que TODOS LOS HIJOS SON ESPECIALES; cuando sabemos que cada uno de ellos tiene necesidades específicas y únicas determinadas por su temperamento, personalidad, carácter y por la relación que hemos formado con cada uno de ellos a lo largo de sus vidas. Qué difícil es nombrarme "madre especial" cuando en casa tengo dos grandes amores a los que no puedo medir con una cinta métrica para identificar que cariño es más grande o más profundo. Son dos amores que se complementan y me requieren cosas iguales pero de diferente forma: uno de ellos necesita mi atención continua, una educación modificada para poder evolucionar, mi capacidad de regular mis emociones para poder guiarlo con amor. Requiere que yo me eduque continuamente para entender su silencio a medias y sobre todo se beneficia inmensamente de que yo tenga una paciencia de “santa” para no involucrarme en sus arranques de ansiedad cuando no logro entender lo que nece…

Ejercicio para ser madres y padres más tolerantes y amorosos

El comportamiento de los hijos representa un gran reto para muchos padres de familia y adultos en general. Los hijos son los que mejor saben cómo detonar en los padres de familia las reacciones más alegres y de satisfacción, pero también las reacciones más agresivas, intolerantes, de frustración, ansiedad e impotencia. “Todo comportamiento comunica”, y es por eso que cuando una chica o un chico exhibe un comportamiento que evade la autoridad del adulto, muestra agresividad y rebeldía, o bien, se vuelve callado, apartado o excesivamente obediente, es porque están pidiendo “a gritos o en silencio” la atención de esas personas que suelen ser las más importantes su vida. Quiero compartir con ustedes una herramienta que puede ayudarles a transformar esas emociones de frustración, enojo, rebeldía y de apatía (tanto de ustedes como de sus hijos), en una relación que se construya desde el corazón y no desde las expectativas de la mente. Toma nota por favor: - Elige nuevas palabras para hablarle…